Seleccionar página

Durante los últimos años, diversas iniciativas nos están mostrando que la tecnología digital puede ser empleada en terapias válidas para reducir los síntomas de algunos trastornos mentales, sin necesidad de recurrir a los tratamientos famacológicos tradicionales. Varios estudios han probado ya la efectividad de determinadas terapias digitales en trastornos tales como el TDAH.

 

Nuevo tratamiento digital del TDAH 

Actualmente, la manera más habitual de tratar el Trastorno de Déficit de Attention con Hiperactividad, o TDAH, es prescribiendo medicación, que a veces se combina con terapia cognitiva. 

Sin embargo, la medicación disponible actualmente puede causar efectos secundarios considerables y algunas veces no consigue aliviar los síntomas cognitivos y conductuales de los pacientes. Se calcula que aproximadamente el 75% de los niños y adolescentes con TDAH reciben tratamiento farmacológico, y sólo el 58% responden bien a la medicación

Por ello, existe la necesidad de investigar y desarrollar nuevos procedimientos. De hecho, muchas empresas e instituciones de diversos países están probando y desarrollando terapias digitales para el TDAH y otros trastornos mentales, con diferentes resultados.

Recientemente, investigadores de la Universidad de Barcelona (España), y la Universidad de Nottingham (Reino Unido), evaluaron el éxito de un tratamiento digital consistente en jugar con regularidad a un vídeojuego controlado mediante un rastreador ocular. A diferencia de otras iniciativas, este vídeojuego controlado por la mirada actúa sobre mecanismos de proceso cognitivo situados en los sistemas profundos del cerebro.

Este estudio, realizado en 2018, utilizó una muestra de 28 niños previamente diagnosticados de TDAH (bajo criterios del DSM-5). Los participantes se dividieron aleatoriamente en dos grupos. El grupo experimental jugó a un vídeojuego controlándolo mediante un rastreador ocular, mientras que el grupo de control jugó al mismo videojuego y bajo las mismas circunstancias, pero utilizando un ratón. Antes y después de la prueba se evaluaron diversos parámetros propios de la atención y otros aspectos. 

Los resultados del estudio sugieren que jugar regularmente este juego interactivo diseñado específicamente para ser controlado con el rastreador ocular mostraron una mejora sustancial en parámetros relacionados con la atención y la impulsividad. Esto sugiere que este tipo de juegos podría ser usado como alternativa (o complemento) a la terapia farmacológica. Comparando las evaluaciones realizadas antes y después de la prueba, los participantes del grupo que usó el rastreador ocular mostraron mejoras significativas en impulsividad (P = .0067), tiempo de reacción (P < .0001), y control de fijación de la mirada (P < .0001). Por el contrario, los participantes que controlaron el juego con el ratón no mostraron cambios entre las evaluaciones anteriores y posteriores a la prueba.

Como en la mayoría de los vídeo juegos, el jugador va superando niveles cada vez mas difíciles. A medida que juegan, aprenden a controlar diferentes aspectos de su sistema de atención visual. El diseño del juego aísla aspectos específicos de la atención visual de una manera única, de modo que que los jugares inmediatamente saben que deben controlar cuidadosamente su atención. Los jugadores van recibiendo información constante sobre su desempeño en el juego, e ir superando diferentes niveles del juego les ayuda a consolidar el desarrollo de sus habilidades atencionales.

 

 

Hans Supèr, co-fundador de Braingaze’s y uno de los investigadores que llevaron a cabo el estudio, explica los hallazgos:

«Hemos visto cambios positivos en los pacientes. El juego controlado mediante rastreador ocular ayudó a reducir el movimiento de ojos excesivo y a mejorar la capacidad de fijar la mirada, lo cual, a su vez, redujo los síntomas de impulsividad e incluso mejoró la capacidad lectora.»

 

«Los pacientes de TDAH tienen niveles reducidos de neurotransmisores (dopamina y norepinefrina) en el córtex prefrontal. Se sabe que estos neurotransmisores actúan sobre las vías motoras oculares. El estudio ha mostrado que controlar el juego con los ojos reduce el comportamiento impulsivo; Se ha señalado que esa mejora puede deberse a un aumento de la efectividad de estos neurotransmisores.»

 

BGaze Therapy: un video juego para mejorar los síntomas del TDAH 

Basándose en los exitosos resultados de los estudios mencionados, Braingaze ha desarrollado BGaze Therapy, un vídeo juego que reduce la impulsividad y la falta de control sobre la atención, ambas características de TDAH. Puedes pre-registrarte y obtener más información aquí.

 

BGaze Therapy sólo requiere un ordenador con Windows y un rastreador ocular bastante asequible (include con el juego),y se puede jugar tanto en casa como en la consulta del terapeuta. Para obtener resultados óptimos, el paciente debe jugar tres veces a la semana, en sesiones de 15 minutos cada una. A las tres semanas se empezará a notar una mejora de los síntomas.

BGaze Therapy estará disponible para el público en breve. Debido a la gran expectación creada por el lanzamiento de BGaze Therapy, es necesario per-registrarse. Puedes pre-registrarte aquí.